Acertijo

Pensamiento visitado 7710 veces.

Hola! hoy os traigo un acertijo que montse, mi compañera de trabajo me mandó por mail y que me parece la mar de interesante e instructivo, almenos así lo creo yo y que Juanjo me ha recordado el publicarlo por aquí.
Os pediría que lo leáis atentamente, lo penséis, lo reflexionéis y si podéis lo solucionéis jeje, sino… debajo está la solución. Me encantaría que si os apetece, dejárais comentarios sobre lo que os ha parecido, si habéis sido capaces de resolverlo o habéis mirado la solución y que pensáis al respecto.

A darle vueltas al coco!

Hasta la próxima!

Es una pura realidad

Este es un acertijo muy curioso. No tiene trampa, no
hay nada escondido y todo está a la vista.

NO OS ADELANTÉIS A VER LA RESPUESTA, INTENTAD RESOLVERLO PRIMERO.

Algo más: Tratad de pensarlo porque vale la
pena. En particular, porque demuestra la manera sesgada en que a veces
pensamos al leer ciertos textos, o al menos lo interpretamos de manera
prejuiciada.

ARGUMENTO

Antonio, padre de Roberto, un niño de 8 años, sale
conduciendo su coche desde su casa en Madrid en dirección a Valencia.

Roberto, va con él.

En el camino ocurre un terrible accidente.
Un camión, que venía en sentido contrario se sale de la autopista y embiste
de frente al coche de Antonio.

El impacto mata instantáneamente a Antonio, pero
Roberto sigue con vida.

Una ambulancia llega casi de inmediato, advertida
por quienes fueron ocasionales testigos, y el niño es trasladado al hospital
de Valencia.

Nada más llegar, los médicos de guardia empiezan a
tratar al niño para intentar salvarle la vida pero, después de intercambiar
opiniones y estabilizar sus funciones vitales deciden que la condición de
Roberto es muy grave. Necesitan consultar.

Después de una junta de médicos se comunican con el
Hospital Niño Jesús de Madrid y finalmente conversan con una eminencia en el
tema a quien ponen en conocimiento de lo ocurrido.
Como todos coinciden en que lo mejor es dejar a Roberto en Valencia, la
eminencia decide viajar directamente de Madrid hacia allá. Y lo hace.
Al llegar la eminencia los médicos que le han
tratado le presentan el caso y esperan ansiosos su opinión.

Finalmente, uno de ellos es el primero en hablar:
¿Cree usted estar en condiciones de salvar al niño? pregunta con un hilo de
voz.

Y obtiene la siguiente respuesta:

– ¡Cómo no lo voy a salvar, haré todo lo posible, es mi hijo!’

Bien, hasta aquí la historia. Está en ti el tratar de pensar la manera en
que esta historia tenga sentido. Insisto en que no hay trampas, no hay nada
oculto. Y antes de que leas la solución, quiero agregar algunos datos:

a) Antonio no es el padrastro.
b) Antonio tampoco es un cura.

AHORA SÍ, TE DEJO EN COMPAÑÍA DE TU IMAGINACIÓN. ESO SÍ, TE SUGIERO QUE LEAS
OTRA VEZ LA HISTORIA Y, CRÉEME, EL
ACERTIJO ES MUY SENCILLO DE RESOLVER.

La solución está más abajo, pero solo léela cuando desistas.

SOLUCION:

Lo notable de este problema es lo sencillo de la
respuesta. Más aún, pensarás ¿cómo es posible que no se me haya ocurrido?

La solución es que la eminencia de la que se habla
es LA MADRE de Roberto. Pero tenemos tan interiorizada la idea de que las
’eminencias’ son sólo hombres que no se nos ocurre que pueda haber sido una
mujer.

Y esto va más allá de que puestos ante la disyuntiva explícita de decidir si
una eminencia puede o no ser una
mujer, nadie dudaría en aceptar esa posibilidad, sea uno mujer u hombre.

Sin embargo, en este caso falla. No siempre se nos
ocurre la respuesta correcta.

Más aún: muchas mujeres que no logran resolver el
acertijo, al conocer la solución se sienten atrapadas por la misma conducta
machista que ellas mismas condenan.

En fin, creo que es un ejercicio muy interesante

para analizar nuestros propios prejuicios y laberintos internos, al margen
de nuestro género.

La gran aventura del desempleo

Pensamiento visitado 4105 veces.

¡Hola!
Como habréis visto, y si no os lo digo, este post está categorizado como “desahogos”, esto es que si esperábais un post de divulgación, informativo o algo por el estilo, esta categoría no es la más adecuada.
Todos necesitamos alguna vez soltar lastre, y además es bueno hacerlo y no quedárselo dentro, más que nada por lo insano del hecho en si, así que aquí voy con mi primer desahogo del año.

Por suerte, ahora ya no es así o almenos no tan acusado, pero en la época en la que yo terminaba bachillerato, si no te metías en la universidad, para la mayoría de famílias era poco menos que un fracaso total en tu educación, si no estudiabas una carrera, no podrías llegar a ser nadie en este mundo ni aspirar a un buen trabajo.
Cierto es que en mi caso, tuve la “suerte” de que lo que yo quería estudiar, era una carrera, o almenos ¡una de las opciones! porque estaba entre psicología y criminología y como la segunda no estaba homologada pues… digamos que fue descartada automáticamente.
la cuestión es que no fue fácil sacarme la licenciatura, ya sea por mis propias presiones por lo exigente que soy, por las presiones externas, por diversos acontecimientos que fueron dándose en mi época de universitaria, etc. Pero al final, logré licenciarme.

Una vez licenciada, me di cuenta de varias cosas: una, de que en las carreras a duras penas aprendes nada, almenos en lo que se refiere a la práctica que a fin de cuentas, es lo que te exigen en los trabajos, experiencia, experiencia y experiencia, y otra, que ahora si no te especializas en nada, casi que la carrera no sirve, así que empecé a mirar postgrados y masters y efectivamente encontré uno que me encantaba y se adecuaba a lo que yo pretendía y pretendo ser a nivel profesional. El master es en estudios interdisciplinares de género, así que me fui a madrid que es donde se impartía.
He de confesar, que además escogí ese master a parte de lo interesante que resultaba para mí, porque así podía irme a vivir a madrid con mi pareja, Juanjo @kastwey y comprobar que tal era esto de la convivencia, si nos iba a ir bien o nos íbamos a matar en una de ésas… por lo pronto como veis, ambos seguimos vivos dando la brasa por los mundos 1.0 y 2.0 (sonrisa).

Bien, sin querer hacer de este post una breve historia de mi vida, que casi ya lo parece, os diré que hice el master y lo terminé y ¡AQUÍ EL QUIT DE LA CUESTIÓN! empezar a buscar empleo. sinceramente, es totalmente desmoralizador que después de que te metan en la cabeza y te presionen para sacarte contra más títulos posibles, no encuentres nada de nada, o lo que hay, ni por asomo se parezca a lo que tú soñabas cuando hacías la carrera, asignaturas que odiabas y decías: “bueno! todo sea porque realmente quiero ser psicóloga y esta asignatura de **** solo es un pequeño paso que hay que superar para alcanzar mi objetivo”.

Sé que llevo poco tiempo buscando pero lo que veo, hace que me frustre, me entre la impotencia y hasta tenga pesadillas en que mi CV es descartado! (totalmente verídico) y me planteo en qué mundo vivimos, ¿cómo puede ser que la vida cada vez sea más cara y los sueldos cada vez parezcan más un mal chiste que una realidad?.
¿Cómo pueden pretender que una persona se independice si he visto trabajos donde se piden a diplomados o licenciados ofreciendo sueldos brutos de menos de 1000€ al mes?, cuando los alquileres de un piso como muy poco, están en las grandes ciudades a casi 500€. O como comentaba algo más arriba, que te pidan no sé cuantos años de experiencia…, ¡experiencia de qué! si nadie te la ofrece, ni siquiera casi en las carreras ni especializaciones, de donde te la sacas? es un pez que se muerde la cola.

Así que aquí seguimos, buscando ofertas y más ofertas ya de lo que sea, al final todo se reduce a poder ganar dinero para sobrevivir, olvídate de eso de poder encontrar el trabajo de tus sueños donde puedas disfrutar con ello.
Y no me voy a meter ya con el tema de la diversidad funcional, que por azares de la vida, resulta que entre tanta otra gente, a mí también me ha tocado. Si ya es difícil para todas y todos encontrar un trabajo, mucho más lo es para alguien con diversidad funcional y ya puestos, mujer. Ya sé que hay algunos puestos reservados pero vaya… mirad en las bolsas de empleo especializadas y decidme si veis muchos de psicóloga o especialista en género o de tantas otras carreras que hemos hecho.
De todos modos supongo que es lo que hay, tanto si eres una persona con diversidad funcional como si no, la oferta es la oferta y todas y todos los que buscamos empleo, lo tenemos negro negro en estos tiempos. Ojalá esta situación cambie pronto.

¡Hasta la próxima!

LA PRIMERA VEZ

Pensamiento visitado 5693 veces.

Hola! Con un año ya de vida de La lágrima, me animo a escribir. ¿Porqué ahora? Pues porque hasta el momento no había tenido ese chispazo de decir ¡Que ganas de escribir algo al mundo 2.0!

Soy Núria, una catalana residente en Madrid, conocida en el mundo virtual como Amaterasu, ya sea a secas o con algún sufijo (sonrisa). Comparto mi vida con mi pareja, Juanjo o Kastwey en el cybermundo, nuestras perras guía Bella (y no, no es por la saga Crepúsculo, jeje) y Mery y con algunas plantas que dan alegría a nuestra casa, mi precioso ficus bonsai y esperando ampliar más la família vegetal.

Quizá alguien piense: “Ostras, La lágrima de Amaterasu? suena algo triste no?” Bueno, yo creo que hay muchos tipos de lágrimas, diría que casi hay una lágrima por cada estado de ánimo, y como creo que en mayor o menor medida, un blog refleja un poco a quien lo escribe, me gustó ese título ya que estoy segura que a lo largo de los meses publicaré posts con multitud de distintos estados de ánimo, como buena geminiana que soy!.

¿Qué podréis encontrar por aquí? Pues como digo al inicio, cualquier cosa que me pase por la cabeza y crea interesante, ya sea de psicología y género (mis ámbitos por decir, profesionales) como de viajes, libros, música, historia, anime o del último sitio al que he estado y quiero recomendar… o criticar.

Bueno, Por ser la presentación, ¡creo que ya le he dado suficiente a la tecla!. Espero que nos divirtamos y aprendamos muchas cosas juntos.

Hasta la próxima!