Experiencias de una teleoperadora novata

Pensamiento visitado 16582 veces.

He aquí que durante un breve lapso de tiempo, me pasé al “lado oscuro” de las y los teleoperadores y, aunque ha sido por poco tiempo, ha resultado ser muy intenso en cuanto a experiencias y a aprendizaje.
¿Por qué digo lo del lado oscuro? pues porque he estado vendiendo productos de Jazztel (para quien no lo sepa, es una compañía de servicios de internet y telefonía), durante este tiempo. Supongo que ahora ya entendéis mejor la frasecita.
Una de las primeras cosas que he aprendido ha sido que realmente, los teleoperadores tienen sentimientos y no son máquinas repetitivas. sé que habrá gente que sea más agresiva pero lo más probable es que sea requisito de la empresa.
Como decía, he aprendido mucho en los meses que he trabajado televendiendo y de lo que estoy especialmente más orgullosa de este aprendizaje es de mi progresiva pérdida de vergüenza al dirigirme a la gente, aplicado a mi vida cotidiana. Sinceramente es un alivio ser más desinhibida en este sentido.
Otra cosa que he aprendido y aplico es el tratar con amabilidad a mis “ex compañeros” de trabajo cuando llaman para venderme algún producto de alguna compañía. nunca he sido irrespetuosa ni maleducada con ellos pero ahora si cabe, tengo más en cuenta su trabajo.
Y por supuesto, como psicóloga que soy, también he reforzado mis dotes comunicativas (con quienes me dejaban) y he trabajado mucho mucho mi empatía y escucha activa hacia los clientes.

Experiencias, he tenido muchas, algunas de echarme a llorar de rabia y otras de partirme de risa. Tantas experiencias casi, como tipos de clientes.
Así a grosomodo recuerdo contestadores automáticos muy graciosos como uno imitando a Torrente, otro que dejaban hablar a un bebé, otro que rapeaba el mensaje del buzón, otro que fingía que era alguien que te cogía el teléfono…
Luego llamadas de esas cortantes como cuando llamé dos veces a distribuidores de Movistar (o sea la competencia) o cuando llamé a una anciana en una residencia.
y como no, experiencias desagradables de gente que está más que harta de recibir a menudo llamadas de jazztel, de haber pedido que no se les llame más y cuando yo llamo, explotar y con una educación bastante pésima, gritarme, amenazarme con denunciarme y este tipo de amabilidades.

Clientes, como en todo hay de muchos tipos:

  • Interesados: Escuchan lo que les ofreces y o bien compran, o bien tienen que consultarlo o bien al final deciden que mejor en otro momento que ahora no pueden cambiarse
  • no interesados: Llamas y cuando les has soltado el rollo te cuelgan directamente, o te dicen: “no me interesa, muchas gracias” y cuelgan o en otros casos aunque no les interesa son más amables y te cuentan los motivos de su falta de interés.
  • Desubicados: les cuentas de donde llamas y qué les ofreces y no tienen idea de lo que les hablas y aunque se lo expliques, se quedan en el no sé no sé o al final, no interesa.
  • Mentirosos: los que notas que se inventan cualquier excusa para largarte como: “no soy el/la titular de la línea, yo sólo trabajo aquí pero los señores no están, no sé cuando llegarán, se han ido de viaje, tengo mucha prisa y no puedo atenderle” etc. En este caso aconsejo encarecidamente que no les déis largas porque lo único que ganaréis es hacerles perder tiempo ya que os volverán a llamar y haceros perder tiempo a vosotros volviendo a tener que atenderles. Sinceridad ante todo, los teleoperadores que se sepa no son caníbales, 🙂 si no os interesa lo que os ofrecen y estáis bien con lo que tenéis, lo deciís y se acabó.
  • Maleducados: en cuanto oyen la palabra clave, en este caso Jazztel, te cuelgan sin mediar palabra o los que creyéndose superiores te largan de un modo asquerosamente condescendiente, léase “mira guapita ahora no puedo atenderte” etc.
  • Amenazadores: todos los que directamente cuando les has dicho de dónde llamas, empiezan a gritarte “¡a ver si nos enteramos! ¡lo que me estás diciendo es mentira! ¡como volváis a llamar os denuncio a la agencia de protección de datos! ¡no sé a que te dedicas pero no vuelvas a llamar o te denuncio! ¡la hora de la comida es sagrada!” etc etc etc. sé por experiencia propia que es muy cansado porque no recibimos varias llamadas solo de Jazztel, sino de todas las compañías que quieren vendernos algo y es agotador pero hay que entender que quienes nos llaman solo intentan hacer su trabajo y ganarse un sueldo para pasar el mes como cualquiera.
  • Y los ilocalizables: que por más que llames y llames, no te coge nadie el teléfono o que cuando llamas te salta una locución diciendo que ese número ya no existe.

Los que me leáis me podréis decir muy justamente que es que hay teleoperadores que realmente también son de lo más desagradable y ofensivo, lo sé porque también los he soportado y porque en mis meses de teleoperadora, más de un cliente y clienta me han contado experiencias anteriores con otros teleoperadores que es para cogerles y despedirles inmediatamente como poco. Pero tratemos de pensar que no todos son iguales y tener algo de paciencia.
Y hasta aquí, mis experiencias tanto como teleoperadora novata como de trabajadora, ya que ha sido mi primera incursión al mundo laboral. ahora estoy de nuevo enbusca de trabajo así que espero volver a estar en activo laboralmente hablando, muy muy pronto

Be Sociable, Share!

11 comentarios en “Experiencias de una teleoperadora novata”

  1. ¡Hola!
    Sí que es verdad que algunos teleoperadores son muy agresivos, e intentan venderte algo que tú no quieres; y también es verdad que a veces me ponen de los nervios, pero desde luego este no era tu caso jeje. Hoy, sin ir más lejos, me han llamado de bankinter para intentar colarme un seguro de hospitalización, y cuando le dije que no me interesaba, poco más y me come porque, ¡teniendo sesenta días gratis cómo no voy a querer que me lo manden para probarlo!
    Pero bueno, es su trabajo, un trabajo como otro cualquiera. A ti te dicen: haz esto, y tú lo haces, que para algo te pagan. Yo desde luego, soy respetuoso con los operadores que lo son conmigo, y puede que sea irrespetuoso con aquellos que lo son conmigo, así de sencillo.
    El otro día, hablando con un chico, nos decía que en su empresa eran muy agresivos, y que decirle cosas al cliente como: “Pues si usted no acepta esta oferta es que es tonto, porque con su operadora está pagando muchísimo más”, les funciona. A mí me dicen eso y diréctamente les digo que tonto lo será su padre, con perdón y con todos los respetos a ese señor XD. Pero esas técnicas de ventas seguro que con algunos clientes funcionará.

    ¡Sigue escribiendo, que me encanta!
    ¡Un beso cielo!

    Juanjo.

  2. Curioso el post, pero me he quedado con una duda. La compañía X llama a mi casa una vez, y yo le digo ( sin haber oído la oferta, no me apetece ) que no me interesa el producto y que NO LLAME MÁS. Me pregunto porqué siguen llamando. Me parece una falta de respeto absoluto. Así que desde hace tiempo opto por no contestar, porque no está en mi agenda el número en cuestión. Está claro que si tú llamas a un particular con insistencia es acoso, en cambio lo que hacen estas compañías es “prácticas de márketing”.
    Si me puedes sacar de esta duda te lo agradecería!

  3. Gracias vida por estar siempre ahí y leerme y claro, opinar jeje.
    Capri, muchas gracias por dejar un comentario. Tu pregunta es muy interesante, a ver si puedo aclararte la duda.
    Cuando empecé a trabajar, me dieron una base de datos con todo de teléfonos, mi tarea era llamar a todos ellos para tratar de vender los productos, cada vez que alguien me decía que no le interesaba, yo codificaba la llamada y la descartaba pero claro, somos muchas distribuidoras de esa compañía por ello, lo único que puedo decirle al cliente y es lo que hacía, es que descarto su número de mi base de datos pero que muy probablemente otros distribuidores y hasta otros compañeros míos, puedan tener su número y por lo tanto, volverle a llamar.
    Espero haberme explicado.
    Saludos!

  4. Gracias por tu respuesta. Es que al final me da la sensación de que nuestros teléfonos, mi teléfono, nunca caerá de ninguna lista por mucho que yo no conteste, cuelgue, sea borde, sea amable o educada. De alguna forma tengo la sensación de que el número se “recicla”, nunca es eliminado. Si un operador lo desecha no importa: ya habrá otro en algún otro sitio que lo vuelva a usar. Y soy de los afortunados, porque no me llaman a todas horas ni de madrugada. Tendrán mucho poder, está claro.

    Saludos.

  5. Mira guapa… Pues yo al principio respetaba y atendia las llamadas… hasta que ya acabas hasta los cojones de que te llamen a todas horas…
    Te gustaria que a tu casa no pararan de llamarte el timbre para intentarte vender gomas de borrar todo el santo dia… Te interesan las gomas de borrar??? Supongo que te interesaran hasta que tenga 100 gomitas…
    Hay que respetar mas a la gente… me parece fantastico que atiendan… Pero al que quiera ser atendido…

  6. A mí me parece una intromisión en la vida privada de las personas. Si quiero que me llamen a todas horas ya repartiré mi número de teléfono a todo el mundo.

  7. hay teleoperadores que mienten y otros que tenemos que aguantar las reclamaciones de esos que mienten para vender, no activan promociones, etc

  8. Muchísimas gracias por responder a la pregunta de Capri. Varias veces me preguntaba yo lo mismo.
    Ahora: si te llama un teleoperador, cuándo le dirías tú que no te interesa lo que te ofrece: cuando te dice: Buenos días, mi nombre es tal y llamo de la compa?ía tal, tiene un minuto? O le dejarías que te diera detalles del producto o servicio que te quiere vender y se lo dirías después? No quiero ser maleducada con ellos, qué es lo correcto según una profesional? 🙂

  9. Hola! ciertamente Ana a mí me sucedió lo mismo que cuentas, gente que estaba harta de las llamadas porque les mentían y claro, llegas tú y te las cargas, pero es comprensible porque como comenté en el post, igual que hay clientes de todos los tipos, también hay teleoperadores de todos tipos y como no, los hay pesados, mentirosos e irrespetuosos, que yo también me los he encontrado.

    Gracias por comentar!

  10. Pues vamos a ver Pavlina, te contesto más que como una profesional, como persona que ha sido teleoperadora 3 meses pero sobretodo es receptora de estas llamadas. Lo que hacemos tanto Juanjo como yo cuando nos llaman es escuchar su saludo inicial como tú dices, donde te dicen su nombre, compañía por la que llaman y si tenemos un momento y entonces les decimos que su oferta no nos interesa porque tenemos lo que necesitamos y no vamos a cambiarnos por lo pronto. es verdad que muchos insisten en contarnos lo que nos pueden ofrecer pero nosotros les contamos lo que tenemos y que estamos bien así y la verdad, como de momento parece ser que nadie puede ofrecer lo mismo a precios más asequibles, ya no insisten más.
    besos y espero haberte podido ayudar en algo!

  11. Pues yo soy teleoperadora de Jazztel… y podría decir miles de cosas tanto de teleoperadores como de consumidores.
    Pero en resumidas cuentas. yo realizo un trabajo digno,y que seguramente tenga mas nivel cultural y sobre todo social que la mayoría de la gente a la que llamo.
    Yo en mi casa tengo FIJO+ADSL+MOVIL de Jazztel.. y en estos momentos, dadas mis necesidades, no existe compañía que me ofrezca la misma calidad al mismo precio del que tengo yo. Pero si el día de mañana me llama un teleoperador de otra compañía, le voy a escuchar, por la simple razón de que quizás pueda ahorrar un dinero por el mismo servicio. La pena de todo esto esque en cuestiones de cañerias, nos dejamos asesorar por un fontanero, a la hora de comprar un pc nos asesoramos con un técnico, pero aja, en cuestion de telefonía… ustedes saben mas que un teleoperador!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *